El Post-Operatorio

Acaba de terminar una gran etapa de mi vida: el pregrado. Y quizás sí fue más terrible y larga de lo que imaginaba.

Me cuesta definir por donde partir. Lo más difícil? No el estudio, sino la parte social y de relaciones interpersonales, como enfrentarse a un profe, como demostrar conocimiento y no duda, como enfrentar a un paciente ante el temor. Eso es lo más difícil, superar el miedo a hacerlo mal, al fracaso, al ridículo. Eso fue lo que más me costó… y cuando me lo propuse me di cuenta que todo era mucho más fácil…  Hoy, ya pasados varios años desde ese momento, creo que el miedo fue mi peor problema durante el pregrado, y tengo como meta que no me ataque nuevamente.

Hoy después de la ceremonia de titulación, fuimos a cenar con todos los que no pudieron entrar a la ceremonia. Al finalizar, mi madre en unas de sus lúcidas intervenciones, me pide que diga unas palabras. Claro, ellos ya me habían dicho cosas como que estaban orgullosos de mí, que estaban felices. Yo me resistí a hablar. No quise, en realidad si trataba de buscar a alguien a quien agradecerle mi paso por pregrado… no encontraba a nadie. Si hubiese hablado, hubiese dicho algo como: “En realidad, mi paso por la universidad fue agridulce, me sentí solo la mayoría del tiempo, nadie nunca dimensionó lo que tuve que pasar con tanto weón de profe, no sé si deba agradecerles por esto, en verdad muchas veces me lo hicieron aún más difícil”. Obvio que me iba a callar. Al terminar estos años, siento un gusto agridulce por el pasado, y el futuro me es incierto. Mi mayor meta era ser periodoncista y trabajar y hacer clases e investigación. Posible? lo dudo. Y me quedo en pelotas esperando trabajar hasta la muerte sin mucho sentido. No, en realidad, por suerte mi trabajo es super satisfactorio si se enfoca bien.

Hoy, me siento adolorido, cansado, como en un post-operatorio. Sólo quiero dormir y hacer nada. Mis sueños están en stand-by y mis ambiciones algo frustradas. Soy más fuerte? Obvio, pero necesito un descanso.

~ por Jaime Segovia en diciembre 18, 2010.

2 comentarios to “El Post-Operatorio”

  1. congratulation🙂

  2. Me agradó mucho leer esto!🙂
    me siento bastante identificada, ojalá mis post-operatorio
    no me deje con tan poquita energía!
    mucho éxito en todo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: